Austria

Salzburgo

Lugares de interés

La gente de Salzburgo es la más cordial de toda Austria, a lo cual sin duda contribuye la atmósfera urbana y civilizada que la rodea. Su bella ciudad está dominada por el castillo, en la cúspide de una colina, antigua sede de los poderosos príncipes arzobispos que gobernaron y embellecieron a Salzburgo hasta tiempos de Napoleón.
Uno de los monumentos más duraderos al patrocinio que los arzobispos otorgaron a las artes, es la música de Mozart.
Niño prodigio que se presentó antes de los seis años de edad ante la mayoría de las coronas de Europa, Mozart compuso su primera ópera a los 11 años. La bien conservada casa de Mozart, en la encantadora Getreidergasse compuesta de casas altas y estrechas con rótulos de hierro forjado, atrae en la actualidad a miles de visitantes, lo mismo que su festival anual de música, en julio.
Un manuscrito antiguo citaba al pueblo de Salzburgo como excelente para la confección de pasteles, y lo justifica la gigantesca confección llamada Salzburg Nockerl.
Cerca de Salzburgo se encuentra el castillo Hellbrunn, del siglo XVII, con su “teatro” compuesto de 113 personajes mecánicos y fuentes sorprendentes, algunas de las cuales bañan ex profeso al incauto visitante. A unos 20 Km. al norte de Salzburgo se encuentra la aldea de Oberndorf, donde se compuso el conocido villancico “Noche de paz”.

Entre los atractivos naturales se encuentran Grossglockner, la montaña más alta de Austria, y el paso del Grossglockner que lleva a Carintia es uno de los caminos de montaña más espectaculares. Desde el paso, el visitante puede ver el glaciar más antiguo y más grande de Europa, el Pasterze, y, si así lo desea, bajar hasta él. Otras perspectivas naturales, no menos impresionantes, son la espectacular catarata de Krimml, la más alta de Europa, y cerca de Werfen las increíbles cuevas de hielo llamadas “Mundo de los Gigantes de Hielo”, que se extienden por más de 45 km., sus formas extrañas son creadas por el viento.
El Salzkammergut es también famoso por sus profundas gargantas: el Kitzlochklamm y el Liechtensteinklamm, cerca de Saint Johann-im-Pongau, con su enorme caldero y murallas de roca de 350 metros de alto. Pero las más fascinantes vistas son las colosales minas de sal de Hallein y Hallstatt, abiertas a las excursiones entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre.

Las casas de Hallstatt se aferran peligrosamente a los riscos que dominan un lago profundo y ligeramente sombrío, el Hallstattersee. La aldea carece de espacio hasta un grado tal, que cada 10 años se trasladan los esqueletos del cementerio a un osario especial, para dejar el sitio a los recién fallecidos. Las excavaciones efectuadas alrededor del lago han revelado tanto material de importancia, que el pueblo ha dado su nombre al “periodo de Hallstatt”, de 1000 a 500 antes de nuestra era. El museo local tiene una exposición fascinante de equipo minero de hace 2,500 años, que comprende pala y pico para sal, zapatos y chaquetín de cuero.
Hacia el este de Salzburgo hay muchas aldeas preciosas a la orilla de lagos; Gmünden, con sus teatros, paseos a la orilla del lago y un castillo dividido: la mitad sobre el lago y la otra mitad en tierra firme, es famosa por sus cerámicas. Mondsee, con su iglesia del siglo XV, es otra población muy agradable. El lago, llamado Lago de la Luna por los romanos, es un poco más tibio que sus vecinos y proporciona reflejos encantadores de la montaña que lo domina con su doble picacho.
El lago Wolfgangsee es particularmente bello, con la pintoresca población de San Wolfgang en un pequeño promontorio, y la casa del Albergue del Caballo Blanco (famosa por la opereta), que por desgracia no se ha conservado en su estado original. Menos conocido, pero no por eso menos interesante, es el bello altar mayor labrado por Michael Pacher.

Centros de turismo y deportes

La zona es popular y activa, con muchas oportunidades para practicar toda clase de deportes. Zell-am-See, cerca del Kitzsteinhorn, que domina el valle desde más de 3,333 metros, es el corazón de una importante zona de deportes de invierno. Aparte el esquí y el patinaje, también tiene la especialidad de planeadores y paseos a caballo. Lofer es un pueblecito idílico que ofrece mucho al visitante veraniego y al esquiador. La región del Radstader, Tauern es buena para la cacería, y la pequeña ciudad de Radstadt donde se celebran mercados, con sus preciosos edificios y paisajes, constituye una buena base. En mayo, Dachstein celebra gigantescas y emocionantes carreras de slalom.
Un centro elegante en el Salzkammergut es Bad Ischl, hogar veraniego del emperador Francisco José que, cuando invitó ahí al rey Eduardo VII de Inglaterra, mandó que se cubrieran de luces los montes circundantes.

Ferias y festivales

Los festivales anuales de Salzburgo son famosos en el mundo entero, principalmente el de Wagner, por Pascuas, y de música, ópera y artes en julio y agosto. Anualmente se representa también la obra moral Todos en el atrio de la enorme catedral, mientras el excelente teatro de marionetas atrae a espectadores de todas las edades.
El Carnaval de Perchtenlaufen, con procesiones de máscaras y fuegos artificiales, tiene un colorido especial en Badgastein y en el Bad Hofgastein, ligeramente menos elegante. En la región de Lungau hay procesiones de Sansón, y en Hallein, La Danza y la Espada.
El Tirol, con montañas nevadas, glaciares deslumbrantes, vertientes cubiertas de verdes praderas y oscuros bosques de coníferas, fue “descubierto” por los ingleses en el siglo XIX.
La naturaleza ofrece diversos destinos para disfrutar, hacia los azules glaciares del Vorarlberg, o hacia el salvaje valle del Ötz, con sus pendientes para esquiar durante el año entero y los paisajes espectaculares de Obergurgl. Quizá al valle del Ziller, región de belleza con magníficos glaciares, o en excursión por un funicular hasta la cima de Zugspitze, de 3,244 m.de alto; o acaso al castillo de Ambras, cerca de Innsbruck, con sus colecciones de artes y armaduras.

| arriba | regresar |