Austria

Tirol

Lugares de interés

El Tirol es una región montañosa y las poblaciones son pequeñas y compactas. Una base encantadora para explorar la provincia es Innsbruck, población que tiene más de 700 años.
Capital de Tirol y ciudad universitaria, gran parte de ella fue edificada por los emperadores de la casa de Habsburgo. Un espectacular monumento del Renacimiento, tal vez el menos apreciado de Europa, yace en la iglesia imperial: la tumba de Maximiliano I, guardada por 28 dolientes de bronce y cobre, algunos debidos a Alberto Durero. Aunque después de su muerte en 1519, los restos de Maximiliano fueron realmente enterrados en la iglesia de San Jorge, en Wiener Neustadt, al sur de Vienna.
También se puede visitar la Capilla de Plata y el Tejado de Oro.
Entre las cúpulas de Innsbruck y los viejos tejados rojos, especialmente en la amplia Marietheresianstrasse, se pueden ver a cada momento los montes circundantes, incluyendo la espectacular cadena montañosa de Nordkette. Muchos prefieren quedarse fuera de Innsbruck, en la montaña. Pero sea cual fuere el caso, no hay que perderse el paseo en el funicular colgante, Hafelekar.
El paisaje al este del Tirol es también magnífico. La capital, Liezen, centro de verano y de invierno, tiene varios edificios interesantes, entre ellos el castillo de Bruck, justo fuera de la ciudad, con su colección de artes populares y sus vestigios romanos.

Centro de turismo y deportes

El Tirol está lleno de centros turísticos, desde San Antón, muy elegante, hasta el tranquilo Solbad Hall cerca de Innsbruck. Esta población es atrayente con su vieja torre de la Casa de la Moneda, que hace cinco siglos acuño monedas de plata renombradas en toda Europa por su belleza. La plata procedía de las cercanas minas de Schwaz, a orillas del Inn.
La enseñanza del esquí propiamente dicho fue introducida al pie de la región montañosa de Arlberg. El famoso túnel del tren de Arlberg, que mide 10 km. de largo y se une al Vorarlberg y al Tirol en San Antón, se terminó en 1884. Antes de que los dos equipos de obreros que abrían el túnel se hubieran encontrado, llegando por ambos lados, el ingeniero volvió a calcular sus planos y, horrorizado al deducir que estaban en dos niveles distintos, se suicidó. Poco después, los túneles se unieron con exactitud.
Uno de los lugares más atrayentes de Vorarlberg es su capital, Bregenz, a orillas del Boden See, que brinda gran diversidad de deportes acuáticos, desde la natación y la navegación a vela, hasta el esquí. Desde ahí se puede efectuar una excursión por funicular hasta la gran montaña Pfander.

La vieja población de Blundenz es también centro de turismo, pues constituye un excelente punto de partida para excursiones a la sierra Silvretta o a través del valle del Brandnertal hasta el centro del macizo de Rätikon.
Incontables poblaciones y aldeas, claro está, tienen facilidades para practicar el esquí, pero durante los últimos años muchas se han vuelto costosas. Kitzbühel, con jardineras en sus ventanas y contraventanas lindamente pintadas, es el más famoso centro de deportes de invierno, y también de verano. Seefeld, con sus casitas como de muñecas y su ambiente algo artificial, tiene muchísimo que ofrecer para después del esquí. También tiene el misterioso lago Wildmoos, que en ocasiones es suficientemente profundo para bañarse y en otras se encoge.

El Tirol es quizá uno de los más bellos centros de esquí del mundo. Tiene más de 110 escuelas de esquí y más de 2000 instructores calificados políglotas.
La región es también ideal para escalar o para el caminante dominguero.
La pesca es popular. Hay buena trucha en la región de Aussenfern, cerca de Reutte, y en el río Drau, en la parte este del Tirol. Hacia el norte del Drau, gamos, corzos y gallos silvestres atraen a los cazadores.
El Achensee y el Walchensee son dos de los mejores lagos para navegar a vela. Los aficionados a la natación disponen además del lago, de más de 80 albercas al aire libre, la mitad de ellas con agua caliente.

Ferial y festivales

El Tirol es una de las regiones austríacas más favorables para la gente. Hay una velada popular casi todas las noches, en alguna parte, con bailes y canciones, en trajes típicos, en Zell; en el valle del Ziller, hay un festival insólito, el Gauder; durante el primer fin de semana de mayo: procesiones por las calles, peleas de gallos, concursos de carneros y lucha entre muchachos. En la aldea de Nassereith, valle superior del Inn, se verifica cada cinco años una procesión grotesca de máscaras paganas durante el Fasching. Y por todo el Tirol se encienden hogueras en las montañas para señalar el solsticio de verano.
En el Vorarlberg, el primer domingo de Cuaresma se encienden discos de madera de pino bañados en alquitrán y ruedan montaña abajo, muchas veces perseguidos por muchachos en esquí. En algunas poblaciones como Bludez, se puede encontrar a veces un juicio cómico de brujas. Desfiles de máscaras con esquís se verifican en Zúrs, Lech y Schruns, además de bailes de Carnaval. Y en las aldeas del bosque de Bregenz se pueden ver trajes típicos en un marco más natural: en las bodas o simplemente en la iglesia, los domingos. Uno de los festivales más populares del Vorarlberg se celebra en Bregenz: representaciones de ópera cómica y ballet sobre una balsa gigantesca en el lago.
Las provincias austríacas meridionales de Styria y Carintia son menos conocidas.

| arriba | regresar |