Austria

Viena

Lugares de interés

Viena es realmente una ciudad de música. Entre sus compositores se encuentra Johann Strauss, con sus irresistibles valses, y Beethoven, quién creó ahí muchas de sus obras y murió en esa ciudad; su tumba se encuentra cerca de la de Schubert: Pero Mozart, que compuso ahí Las bodas de Fígaro, yace en una desconocida fosa común.

La Viena cosmopolita es la ciudad de Freud, “El Tercer Hombre” y la gigantesca rueda del Prater.
Esta ciudad cuenta un numerosos cafés y pastelerías, que sirven café de 50 modos distintos.
En el centro de Vienna está el Hofburg, palacio imperial de los Habsburgo; su tesoro, o Schatzkammer, tiene entre su vasta colección Albertina Manos suplicantes de Durero, mundialmente famoso. Ahí están la célebre alta Escuela Española de Equitación y la cripta de los Capuchinos (Kaisergruft), con las tumbas de emperadores, emperatrices y archiduques.
La magnífica colección artística de los Habsburgo, en el Kunsthistorisches Museum, comprende obras maestras de Rembrandt, Rubens, Durero y Velázquez, y el notable salero de oro de Cellini.
El palacio de Schönbrunn, en sus espléndidos jardines de estilo francés, tiene recuerdos de Napoleón y de su hijo; l’Aiglon, del muy amado emperador Francisco José (que en medio de aquel esplendor dormía en una simple cama plegadiza), también se encuentra la última abdicación de los Habsburgo, firmada a lápiz.
La naturaleza está presente fuera de Viena, con los famosos bosques de Viena y los altos de Kahlenberg, donde fue derrotado en 1683 el ejército turco.
Al sur de Viena está la parte menos conocida de Austria, Burgenland, con veranos muy calurosos. Alrededor del lago salado y poco profundo llamado Neusiedler See, se conservan muchas especies de aves. El lago tiene la desconcertante costumbre, cuando hace mucho viento, de cambiar visiblemente de nivel subiendo sobre una u otra ribera, y cada 20 años más o menos desaparece por completo, en forma inexplicable. Cerca, en Santa Margarethen, los escultores emplean la enorme cantera como estudio y sala de exposición. En Einsenstadt se puede visitar el mausoleo de Haydn; su encantadora casa donde el compositor vivió 12 años, y el palacio de sus protectores.
En la Parte Baja de Austria se encuentran 500 castillos y fortalezas que fueron antaño la línea defensiva del Sacro Imperio Romano. También tiene paisajes pintorescos del Danubio, magnificas abadías y viñedos, como en Gumpoldskirchen (un vino blanco famoso) o Dürnstein, el lugar más popular del Wachau. En el castillo de Dürnstein, ahora en ruinas, Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra, fue descubierto en 1193 por su menestrel Blondel. Otro castillo impresionante es Pottenbrunn, con su foso y un museo de soldaditos de estaño.
Entre las grandes abadías y monasterios están Herzogenburg, Klosterneuburg, con su famoso altar de esmalte que data del siglo XII, y el vasto esplendor barroco de Melk. Las villas medievales y barrocas más atractivas son San Pölten, el pintoresco Waidhofen, Eggenburg con sus murallas medievales, y Krems, que tiene un museo dedicado al vino.

Centros de turismo y deportes

Los centros de la región, que comienzan en el lado este del lago Neusiedler, son su playa artificial de arena y sus balandros de alquiler. Se puede también pescar y remar en el Danubio y otros ríos, y montar a caballo, jugar golf y cazar.
En invierno las pistas de patinaje, sendas sinuosas y pistas para toboganes son cosa frecuente. Se puede practicar el balandro sobre hielo en 35 kilómetros, a lo largo del lago Neusiedler helado.

Ferias y festivales

La temporada del Carnaval vienés, Fasching, se compone de innumerables bailes entre vísperas de Año Nuevo y Mardi Gras, desde el Baile de los Deshollinadores hasta el Opernball, exclusivo y de corbata blanca, en la Opera restaurada, que es orgullo de toda Austria. Su festival anual de música y teatro comienza a fines de mayo, y la temporada de ópera en septiembre.
Pero hay festividades en toda la región, especialmente en verano; entonces Morbish presenta operetas en un escenario flotante y se representan obras al aire libre en muchos castillos. En junio, el espectáculo de Pochlarn repite la llegada de los míticos Nibelungos, con hogueras y fuegos artificiales que iluminan el Danubio. Santa Margarethen representa una pasión, Wachau celebra una feria aldeana del albaricoque, y Klosterneuburg la pintoresca fiesta de San Leopoldo.
Eisenstadt tiene probablemente el mejor de los muchos festivales del vino. Burgenland ostenta trajes croatas y húngaros en los días de fiesta, y Semmering una carrera nocturna de esquís a la luz de las antorchas.
Salzkammergut significa “Tierra de la cámara de sal”, pues se ha extraído sal de las minas de Hallein y Hallstatt desde tiempos prehistóricos.

| arriba | regresar |