2 0 0 4
     
 
Inicio
Bienvenida
Programa general
Polonia, país invitado
Jalisco, anfitrión
Patrocinadores
Festivales anteriores
Información de contacto

Polonia

Economía

El éxito económico es uno de los mayores logros de Polonia de los últimos tiempos. La economía centralizada de la época comunista condujo al país a una grave crisis. El final de los años 80 fue tiempo de carencia y baja calidad de productos con el emblema "fabricado en Polonia". Niveles alarmantes de inflación, deuda externa de miles de millones de dólares, predominación de la industria pesada, agrícultura obsoleta, economía estatal ineficaz. Todo esto podría servir de descripción del panorama económico polaco en el año 1989.

Hoy la economía polaca sirve de ejemplo de una transición económica llevada a cabo con éxito. Al principio un paquete de drásticas reformas, conocido con el nombre de "terapia de choque", fue puesto en marcha en 1990 por Leszek Balcerowicz, en aquel entonces Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Economía. Sus principales objetivos fueron: la liberación de los precios, hasta entonces regulados por el gobierno, así como la liberalización y la privatización de la economía. Se logró una considerable bajada de la inflación y una subida anual del PIB. Como consecuencia de ello surgió el mercado libre y aumentó el valor del producto interior bruto. La inflación dejó de ser un problema - su tasa bajó de más del 500%, en 1989, a menos del 2%, en el año 2003. Sin embargo, este crecimiento económico se debe en gran parte la postura adoptada por los propios polacos. Su espíritu emprendedor y su capacidad intelectual, han hecho posible una transformación radical del sistema. Al principio de los años 90 se reactivó la Bolsa de Valores, cuyo volumen de actividad es el mayor de esta parte de Europa.

También se privatizó el sector financiero. Después de muchos años de haber ahorrado en dólares, los polacos han depositado su confianza en la moneda nacional, el ztoty -efecto de una denominación llevada a cabo eficazmente, y una rápida reconversión del sector bancario, donde predomina la banca extranjera. Polonia fue el único país de Europa Central al que no le afectaron las crisis monetaria y bancaria. La plena liberalización del curso del ztoty, así como el volumen de las reservas de divisas, que en el año 2001 ha superado los 28 mil millones de dólares, son síntomas de estabilidad del sistema bancario polaco. Aún en tiempos del "telón de acero", los polacos ganaron el apodo de la "Nación más emprendedora del Este", dedicándose entonces al comercio a pequeña escala. Al principio de los años noventa en Polonia existían alrededor de 1 millón 750 mil empresas privadas. Hoy la cifra rebasa los tres millones. Casi el 75% del PIB procede del sector privado, que proporciona empleo a más del 70% de la población activa. La firma de acuerdos con los acreedores internacionales supuso la posibilidad de invertir en el país por empresas de capital extranjero. En el año 2001, el monto de capital extranjero invertido en Polonia superó los 50 mil millones de dólares norteamericanos, lo que supone el primer puesto entre los países de la región. El mayor número de inversiones procede de países de la Unión Europea. Las diez primeras compañías en cuanto a inversiones en Polonia son: France Telecom, Fiat, Citibank, Vivendi, United Pan -Europe Communications, UniCredito Italiano, Bayerische Hypo -und Vereinsbank AG, así como Genral Motors Corporation.

Las empresas extranjeras pueden invertir en zonas económicas especiales, lo que supone para ellas una considerable reducción de impuestos. La situación geográfica de Polonia en el centro de Europa supone para el desarrollo de la producción y los servicios un punto clave. Cabe mencionar que en los años 1990-99 el rendimiento en el trabajo aumentó en un 82%. Para los inversionistas extranjeros principal significado tiene el volumen del mercado polaco, el mayor de Europa Central, de casi 40 millones de consumidores.

La economía polaca continúa el proceso de transformación. Los mayores retos de cara a la integración en la Unión Europea, son la reforma del sector agrario, dominado por pequeñas granjas, y la disminución del paro, cuya tasa, en el 2001, superó el 15%. En la actualidad Polonia está llevando a cabo un proceso de adaptación con sus normas jurídicas e instituciones al acervo comunitario. Actualmente la Unión Europea es el socio económico más importante de Polonia. El 70% de las exportaciones polacas encuentra su destino en la UE. El 60% de la importación procede de países de la Unión Europea. Uno de los claros síntomas de los cambios, es la actitud de los consumidores polacos hacia las marcas nacionales, consideradas por éstos tan buenas como las extranjeras. Los gastos en publicidad son también prueba de un rápido desarrollo de la economía polaca - hay que mencionar que antes en Polonia no existía el mercado publicitario. Ya en 1999 el volumen de gastos en publicidad era comparable al de Gran Bretaña. La rama publicitaria produce casi el 1,3% del PIB, lo que coloca a Polonia en el puesto 21 del mundo en cuanto a la magnitud del mercado publicitario. Los polacos están seguros de que las reformas estructurales les permitirán sacar mayor provecho de la globalización y de la liberación del mercado. El pronóstico económico a medio plazo prevé la consolidación del sector financiero, la finalización de las reformas estructurales, la adhesión a la Unión Europea y la adopción de la Unión Monetaria Europea (convirtiéndose el euro en moneda oficial).

| Indice Polonia | Programa general |

Festival Cultural de Mayo, Jalisco. Aurelio Aceves 27 / Col. Arcos Vallarta C.P. 44120
Guadalajara, Jalisco. México. / Tel. (33)3616.83.29
*Todas las imágenes contenidas tienen derechos reservados ©.